Corbana llama a bananeros latinoamericanos a protegerse de peligroso hongo

“Vamos a poder seguir comiendo banano y generando muchos empleos”, dijo a Efe con optimismo Jorge A. Sauma, gerente general de la Corporación Bananera Nacional de Costa Rica (Corbana)

Foto: EFE ArchivoFoto: EFE Archivo

El VI Congreso Internacional sobre el Banano, inaugurado en Miami este miércoles, dedicó la penúltima jornada a la grave amenaza del hongo Fusarium 4 y a lo que la ciencia hace por combatirlo, incluyendo la creación de bananas resistentes, algo en lo que ya se trabaja en muchos países, como China y Brasil.

“Vamos a poder seguir comiendo banano y generando muchos empleos”, dijo a Efe con optimismo Jorge A. Sauma, gerente general de la Corporación Bananera Nacional de Costa Rica (Corbana), que organiza el congreso junto a la Asociación para la Investigación y el Manejo Integral de los Bananos y Plátanos (Acorbat).

Sauma se mostró convencido de que con innovación y tecnología “se puede vencer al Fusarium raza 4”, la más grave de la amenazas que se ciernen sobre la industria bananera según ha salido a relucir en esta reunión técnica y científica, que es la más importante del mundo en su ámbito y concluirá mañana viernes.

Por su parte, Eduardo Gómez, productor bananero y presidente de la junta directiva de Corbana, hizo hincapié en que la solución va a venir de la comunidad científica y opinó que dada la magnitud del problema puede ser necesario buscar una nueva variedad de banano.

“Científicos de todo el mundo están trabajando en esa dirección. No es sencillo pero lo podemos lograr”, dijo a Efe.

Pero ambos subrayaron que antes de que esos esfuerzos científicos den resultados es necesario que autoridades, productores, comercializadores y el resto de actores de la industria tomen conciencia de la necesidad de frenar el avance del Fusarium raza 4 y de impedir que llegue a América Latina y el Caribe.

El hongo está presente en África, Australia, Filipinas, Jordania y Líbano, dijo Sauma, quien subrayó la necesidad de establecer barreras de contención para el hongo, que está en la tierra y que puede pasar de un país a otro simplemente en los zapatos de una persona que haya visitado una finca bananera.

Se espera que el congreso de Miami emita una declaración, que está siendo pulida en su forma, sobre la necesidad de tomar medidas preventivas, desde cercar las fincas y dejar una sola entrada hasta poner dispositivos para desinfectar los zapatos en los aeropuertos.

También evitar celebrar reuniones internacionales en países bananeros, razón por la cual este congreso se celebra en Miami.

Gómez reconoció que no hay medida que garantice al 100 % la protección frente al hongo, pero hay que actuar pues peor es cruzarse de brazos.

La industria bananera teme que el Fusarium raza 4 pueda ser tan dañino o más que el “mal de Panamá”, otro hongo que en los años 50 y 60 del siglo XX causó estragos y pérdidas de millones de dólares a la industria bananera.

El “mal de Panamá” prácticamente acabó con la variedad de banano Gross Michelle, que fue reemplazada por la Cavendish, hoy la más comercializada en el mundo, la cual puede sufrir la misma suerte a causa del Fosarium raza 4.

Gómez y Sauma subrayaron que científicos de varios países están ya creando variedades resistentes al hongo, que es la mayor amenaza actual para una industria de cuya subsistencia dependen millones de personas en el mundo.

Según dijeron, representantes de China y Brasil han anunciado en el congreso que tienen en estudio algunas variedades que muestran resistencia al Fosarium 4.

En Honduras también se trabaja en el cruce de variedades y hay investigaciones similares en Taiwán, Australia, EE.UU., Holanda y otros países.

Incluso un gran productor filipino dice estar ya cultivando una variedad a la que el hongo no logra atacar, subrayó Sauma.

Para Gómez, es necesario dedicar más recursos a la investigación y organismos internacionales como el Fondo de Naciones para la Agricultura y la Alimentación (FAO) deberían ayudar.

En caso de que la solución sea lograr variedades resistentes al Fusarium raza 4, lo importante es que “sean del gusto del consumidor y no afecten a la productividad”, subrayó.

Más de un millar de personas, entre investigadores, científicos, productores, empresarios, ingenieros y técnicos de 34 países de los cinco continentes, participan en el VI Congreso Internacional del Banano, que a la vez es la XXI reunión internacional de Acorbat.

La producción mundial de banano está actualmente en 107 millones de toneladas anuales, de las cuales 60 millones corresponden a Asia, 27 millones a América, 17 millones a África y 3 millones a Europa y Oceanía, de acuerdo con cifras divulgadas en el Congreso por Gabriel Elejalde, titular de Acorbat.

Según el Fondo de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el banano se da en más de 130 países y es la fruta más popular y el cuarto cultivo más extenso en el mundo.

Ecuador es el mayor exportador mundial. En la región le siguen como principales exportadores Costa Rica, Colombia, Guatemala, República Dominicana, Honduras y México

 

 

Etiquetado con: , , ,
Publicado en: Agricultura

Deja un comentario